Dossier Temático Hacer la fronteira

Organización: Rebeca Steiman (PPGG/UFRJ) y Licio Monteiro (IEAR/UFF)

Trazar límites territoriales en los mapas o demarcarlos en el terreno son actos ineludiblemente intencionales y arbitrarios, siendo los límites políticos interestatales el ejemplo más notorio. Una vez trazados, ellos moldean corazones y mentes hasta el punto de hacer reconocibles los territorios por la mera observación de sus líneas de contorno.

Como si ganasen vida propia, los límites abstractos entre los Estados son parte constitutiva de las prácticas y representaciones de las personas, grupos sociales e instituciones que, por un lado y el otro, habitan sus adyacencias. Si los límites provocan, desafían, constriñen y condicionan el movimiento de las poblaciones, éstas no responden pasivamente a los efectos de esos límites, sino que construyen las diferentes maneras de habitar una frontera. En este sentido, “hacer la frontera” gana un significado especial, que no es el de eventualmente delimitar o demarcar los territorios nacionales, sino el de constituir y viabilizar el espacio transitivo entre dos dominios distintos.

El término “hacer la frontera” pone aquí en evidencia, por un lado, el aspecto de fabricación de los límites y fronteras internacionales, que lejos de ser establecidos de una vez por todas, necesitan ser actualizados, reafirmados y modificados para que los límites territoriales continúen funcionando como un dispositivo eficaz de separación. Por otro lado, llama la atención que esa construcción no es unívoca, sino activada por una diversidad de actores que se situan en la frontera y producen las posibilidades tanto de habitarla como de atravesarla.

En las dos últimas décadas, América del Sur ha producido historias diversas sobre las maneras de “hacer la frontera”. Los movimientos hacia los proyectos de integración regional ocurrieron simultáneamente a procesos de escalada de conflictos y refuerzo de la seguridad fronteriza.

Incluso el sesgo integracionista muchas veces consideró negociaciones diplomáticas y flujos transnacionales sin considerar la potencialidad de las interacciones transfronterizas locales. Al mismo tiempo, las nuevas modalidades de seguridad fronteriza trajeron a la superficie la cooperación binacional y regional como estrategia de protección de los Estados nacionales.

Ante estos desafíos que escapan a las interpretaciones y soluciones más obvias, “hacer la frontera” prosigue como una cuestión fundamental para la comprensión de las dinámicas socio-espaciales que emergen a partir de los márgenes y muchas veces anticipan tendencias que se verifican en el conjunto del territorio y en sus centros.

Invitamos a investigadores a enviar artículos para el dossier temático Hacer la Frontera hasta el 31 de marzo de 2018. Los artículos seleccionados y aprobados en la evaluación ciega por pares serán publicados en la Revista Franco-Brasileña de Geografía Confins. Los trabajos deben tener hasta 30.000 caracteres con espacio e ilustraciones y deben ser enviados a dossieretis@gmail.com. Otras normas para el formato de los trabajos están disponibles en https://confins.revues.org/35.

PDF en portugués y en español